martes, 24 de noviembre de 2015

El chico de las estrellas (Reseña)

Título: El chico de las estrellas.
Autor/a: Chris Pueyo.
Género: Realismo, Drama, Romance, autobiográfico...
Editorial: Destino.
nº de páginas: 208.

Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
Serie: Libro único.

¿Tienes el valor de ser tú? porque no hay cura para dejar de ser quien eres.
Érase un niño que jamás vivió más de dos años seguidos en una misma casa, así que decidió pintar las paredes de todas sus habitaciones con estrellas. Su rechazo al colegio y una familia inusual le empujarán a emprender un viaje donde no todo serán constelaciones y pedirle deseos a la luna. Es hora de bajar al barro, equivocarse con una princesa y terminar encontrando a un príncipe... ¿o no?
Sus ansias de libertad, tres antídotos de supervivencia y unas botas plateadas le acompañarán por un mundo muerto donde los sueños llegan descalzos y despeinados a Ninguna Parte.

Para empezar a hablar de esta historia tengo que destacar la parte que me hizo llegar a ella, la hermosa portada. ¿Cúántos libros tienen una ilustración tan hermosa con dos hombres besándose con esa expresión de tristeza y pasión a la vez? ¿cuántos libros de literatura juvenil tratan el amor homosexual?
Estaba en la búsqueda de comprar un libro que fuera económico teniendo en cuenta el dinero que tenía y me encontré con esta preciosidad. Al instante recordé que lo había visto en una publicación de Chris Pueyo en twitter. Lo abrí, vi la letra azul, la forma peculiar en la que estaba escrito, la edición en sí misma... no pude resistirme.
Así es como ese mismo día de vuelta a casa en el autobús empecé a leerlo.

Me gustaba como el protagonista se dirigía a mí, cómo desde un principio el autor se describía a sí mismo como  "El chico de las estrellas" y no tardé en darme cuenta de que este libro se trataba de una etapa autobiográfica.
El chico de las estrellas es un chico aparentemente introvertido que sufrió bullying por ser acusado homosexual aun cuando él no tenía clara su orientación sexual. Que aprendió a dibujar, dibujando. A bailar, bailando. A vivir, viviendo. Y a escribir, escribiendo. Que aprendió a vivir instantes y plasmarlos en pequeños billetes de autobús o a tomar decisiones gracias a la lluvia y dos tazas con opciones distintas. Que tenía dificultades en su familia, en su entorno y aun así aprendió a escrivivir.

<<¿Cuándo dejó el amor de ser un juego entre dos personas
para ser una batalla contra los demás?<<

El ritmo del libro es letal, no es en absoluto aburrido; eso sí, es difícil porque la historia es atractiva y al fin y al cabo es la vida de una persona, es imposible ignorar algo así gracias sobretodo a cómo está escrito. En pocas palabras, se devora gracias a la brevedad que tiene el libro y el interés que el autor despierta en ti.
Los personajes secundarios que salen son personas reales, pero sus nombres son algo característico de ellos, como por ejemplo "La Chica del Reloj" o "La Mujer de las Velas." una forma de caracterizar muy original.
Está escrito en prosa pero continuamente hay partes llenas de poesía, esto me ha encantado. No obstante, en algunos momentos me resultaba forzado y no le veía el sentido. Aun así no me ha disgustado el estilo del autor, solo que es bastante peculiar y simplemente, o te agrada, o no te termina de convencer.
Quiero nombrar algo que muy pocas personas son capaces de hacer, y es lo que Chris Pueyo ha hecho en este libro. No solo ha escrito una historia tan bonita pero polémica (por desgracia aún hoy en día) sino que podía haberlo hecho con personajes y una historia inventada, pero en lugar de eso ha sido valiente y ha hablado de sí mismo, desde su propia piel, con su misma vida en palabras llenas de magia.
Una de las partes que más me han gustado ha sido cómo la autobiografía empezó desde su infancia hasta casi la actualidad. Fue algo fugaz pero me ayudó a conectar con él, con las decisiones que tomó y llegué a cuestionarme si yo sería capaz de aguantar ciertas cosas que le ocurrieron.

Es un libro muy especial y por desgracia la temática es poco común.
Es un libro mágico escrito con el peso de todo un corazón.

¿Cómo podría puntuar la vida de una persona? ¿Cómo podría juzgar una parte de su vida escrita en tan solo 201 páginas?
He soltado alguna lágrima sincera, he sentido su dolor o su felicidad. Las ganas de escapar y respirar paz. La injusticia que continúa vigente y lo hermoso que es el amor sea como sea, en manos de quien sepa cuidarlo.

¿Sin duda alguna?
Una aventura emocionante.

Gracias a ti, Chico de las Estrellas
Chris
O Peter Pan.

Conclusión: El chico de las estrellas no es una historia cualquiera, es una parte de la vida del autor contada con un estilo lleno de magia. Es cierto, Chris, este libro o lo amas o lo odias y a mí me ha tocado enamorarme y admirar tu valentía.