lunes, 26 de enero de 2015

Palabras Envenenadas (Reseña)



Título: Palabras envenenadas.
Autor/a: Maite Carranza.
Editorial: Edebé.
Género: Drama, Juvenil, Intriga, realista.
Editorial: Edebe
Nº Páginas: 252
Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
Serie: Libro único.
Fecha de publicación: Junio de 2011

Palabras envenenadas es una crónica de un día trepidante, vivido a contrarreloj y protagonizado por tres personas cercanas a Bárbara Molina, desaparecida misteriosa y violentamente cuando tenía quince años. Un enigma que, después de cuatro años sin resolverse, va a verse sacudido por nuevas claves. A veces, la verdad permanece oculta en la oscuridad y sólo se ilumina al abrir una ventana. Una historia de mentiras, secretos, engaños y falsas apariencias que pone el dedo en la llaga sobre mitos incuestionables. Un relato apasionante que disecciona la hipocresía de la sociedad española moderna. Una denuncia valiente de los abusos sexuales en la infancia, sus devastadoras consecuencias y su invisibilidad en este acomodado mundo nuestro.

El libro comienza relatando la dura realidad con la que vive Nuria Solís, la madre de Bárbara. Tras el secuestro violento e inesperado de su hija, ella se mantiene viva gracias a antidepresivos y múltiples fármacos además de consultas psiquiátricas. Su marido, Pepe Molina, es quien toma las riendas de la familia y el único que actuó con responsabilidad.
El Inspector Lozano, es el hombre encargado del caso de Bárbara. Sin embargo, ese mismo día debía jubilarse después de tres años trabajando pacientemente en busca del secuestrador. Molesto por no haber tenido el tiempo suficiente para cerrar el caso, vuelve a analizar todo, presentándonos a dos de los hombres más sospechosos, un profesor de historia y un joven adulto de unos 23 años.
Eva Carrasco, juega un papel importante en la historia, tras recibir una llamada de su ex-mejor amiga Bárbara.
Es ahí donde empieza la historia y poco a poco presentan la cruel situación a la que está sometida, además de los acontecimientos pasados que provocaron dicha situación.

Nada más empezar a leer el libro me sorprendió la forma en la que estaba narrada. En primer lugar, la ausencia de diálogos. Al principio, me resultó extraña ya que era el primer libro que leía con esas características, pero no tardé en acostumbrarme. No puedo decir si me disgusta o no, en algunos momentos sí, ya que resultaba confuso, pero tampoco era un inconveniente en la mayor parte del tiempo.
El libro está narrado en tres partes, algo que me ha gustado mucho, (sobre todo la última parte, la cual crea tensión al saber la verdad y querer adivinar como acabará todo)
Sin duda, la forma en la que Maite Carranza nos cuenta a través de su historia la realidad que viven muchas mujeres en la sociedad moderna, es espeluznante y a su vez enternecedora. Vas creando un mundo de sospechas hacia varios personajes, pero he de confesar que en mi caso, sospeché de un personaje en concreto, y fui por la dirección correcta. Una vez supe quien era el culpable, sin duda alguna me sorprendió.
Me ha gustado como se presentan muchos de los personajes. A lo largo de la historia la autora profundiza en cada uno de ellos, mostrando sus debilidades, sus miedos y sus deseos, a demás de razonar porque cada uno actuó de una forma ante el secuestro.
Bárbara Molina y Nuria Solís son los personajes que más me han gustado, en el caso de Bárbara la presentan como una adolescente rebelde, con problemas típicos de la edad, pero luego la realidad es otra, vive sufriendo y eso en cierto modo me encariñó con ella. Y Nuria solis es el personaje que más evoluciona según ocurren los acontecimientos. Diría más detalles, pero es mejor leerlo para comprender la actitud de una madre frente a un problema tan serio.
Cuando llegaba el momento de leer lo que cada una de ellas sentía en el momento o en los acontecimientos del pasado, yo ya me preparaba para sentir dolor y odio al saber que en la actualidad existen muchas mujeres viviendo en esas mismas condiciones tan dolorosas. Lo único que no me ha gustado, es que el final me ha parecido un poco precipitado, pero eso es solo mi opinión. Por lo demás, un libro corto que se disfruta mucho.

Un desenlace sorprendente, lleno de acontecimientos inesperados. Un verdadero detalle que Maite Carranza haya escrito esta novela dedicada a cada una de las mujeres que sufren.