lunes, 13 de junio de 2016

Segundas oportunidades (Reseña)

Título: Segundas oportunidades.
Título original: Landline.
Autor/a: Rainbow Rowell.
Género: Romance, juvenil, drama...
Editorial: Alfaguara.
nº de páginas: 378
Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
Serie: Libro único.
Cuando Georgie y Neal se conocieron, fue amor a primera vista, un amor que parecía poder con cualquier inconveniente. Pero ahora tienen problemas, hace tiempo que ya no es como antes. Todavía se aman profundamente, aunque eso parece no importar. O quizá nunca importó demasiado.
Estas Navidades, Neal y Georgie van a hacer un viaje juntos, una escapada que les permita retomar su relación. Pero un compromiso de última hora obliga a Georgie a quedarse. Esa misma noche, cuando Georgie llame a Neal para intentar arreglar las cosas, con quien realmente se comunica es con un Neal más joven, el Neal que conoció hace unos cuantos años, antes de que todo empezara. No es un viaje en el tiempo, no exactamente, pero ella siente que tiene la oportunidad de arreglarlo todo antes de que empiece...
¡Hola! Estoy aquí de nuevo con una reseña, tras una triste y larga ausencia a causa de exámenes finales. Pero ya no hay por qué preocuparse, por eso este mes que da paso a las vacaciones, es perfecto para traer un libro dulce y sosegado como este. ♥

Georgie es una mujer casada con el amor que conoció quince años atrás, Neal. Juntos tienen dos hijas extraordinarias, sin embargo ella no tiene suficiente tiempo para estar con ellas debido a su trabajo. Neal, por el contrario, es quien abandonó su trabajo para criarlas día tras día, esperando a su mujer hasta altas horas de la noche.
Desde un principio se percibe una distancia entre ambos, distancia que se alarga cuando llegan las navidades, época en la que siempre aprovechan para viajar y pasar tiempo juntos. Esta vez, tiene una oportunidad única en el trabajo para cumplir su sueño. Finalmente toma una decisión complicada: ella se quedará, y él se irá con las pequeñas.
Cuando se separan todavía más, las personas empiezan a atormentar a Georgie, asimilando que él la había abandonado, que su relación estaba en la boca de un lobo y que no quedaba mucho tiempo para que todo su matrimonio se desmoronara.

Día tras día nuestra protagonista se come la cabeza y siente un dolor enorme.

Así es como empieza esta historia, que al contrario con otras obras de la autora, tiene un ámbito más adulto, narrando con todo detalle en primera persona esta historia de amor, alternando entre sucesos pasados y actuales para profundizar en los sentimientos puros de la protagonista. Siempre desde dentro hacia fuera.
Si bien no puedes esperar una historia de amor desde el principio, puesto que ya está vigente en la actualidad. Puedes ver pequeños detalles de su pasado y un cuidado exquisito en el lenguaje narrativo.

El transcurso es lento y cotidiano. No hay escenas de acción ni una trama densa. Los días transcurren uno por uno con monotonía, el despertar, la ida al trabajo y la llamada telefónica que hace casi todos los días, desde que descubre que tiene un teléfono mágico.



La temática no es más que la lucha de la protagonista contra sus propias emociones y la influencia que pueden ejercer las personas cercanas
.
Sobreponiéndose o sucumbiendo a las teorías y cogiendo valor o desconcierto del pasado, hasta plantear qué ha podido causar la barrera que ha ido creciendo entre ellos.

En especial hay dos personajes que ayudan a dinamizar y a tejer hilos, uno de ellos es Seth, el compañero de trabajo de Georgie (que da mucho juego) y su hermana Heather, que ofrece otro punto de vista y un minitema para nada desinteresado, el cual tristemente todavía debería ser normalizado.

Otra de las características que ayudan, son los capítulos cortos y los comentarios graciosos, acompañados de múltiples referencias a series actuales y un montón de cosas que no conocía ni había visto u oído hablar nunca. (A Rowell la encantan las referencias, ¿Y a quién no?)

Tampoco puedo hablar mucho más del libro, quiero que todo sea una sorpresa como debe de ser, y que simplemente se disfrute. Debo decir que me gustó más el estilo de Eleanor & Park... pero también es maravilloso que la autora pruebe nuevos estilos e innove. Que crezca y nos traiga más historias dulzonas como esta, porque es especialista en echar azúcar a sus libros.

"Conclusión: Es emotiva, tierna y real. Demasiado real. Como pueden ser los personajes que aparecen en ella. Sin duda te deja un buen sabor de boca y manifiesta los sentimientos de una manera extraordinaria. Dando especial énfasis en las dudas y el desconcierto que cualquiera puede sentir cuando un corazón tiembla, muchas veces sin saber la razón.
Sin embargo es un libro muy cotidiano. Hay que leerlo con calma y sin esperar nada excesivamente desarrollado, solo la superación de uno mismo frente a su desconcierto."